La evolución del Traje de Novio

Como ya sabéis  Sir Lucky nos especializamos en hacer que el día de tu boda, sea completamente perfecto. La manera da un poco lo mismo, no importa si vas a alquilar tu traje o a comprarlo, lo importante para nosotros es que los hombres también seáis protagonistas del gran día, y por ello en este blog nos queremos centrar en todo lo referente a vuestro estilo y vestimenta de ese día tan especial, así como en otra ocasiones especiales.

En el post anterior, comentábamos la historia del Smoking, y hoy arrancamos contándoos la evolución del traje de novio hasta nuestros días. ¿Se trata de una tradición? ¿Cómo empezó? ¿Cuándo? Vamos a ver si podemos responder a todas éstas preguntas.

Desde que el hombre comenzó a vestir con túnicas en la Antigua Grecia, siempre ha ido evolucionando la indumentaria a favor de una prenda que tuviera en cuenta la anatomía masculina. Las túnicas y sayas fueron siendo cada vez más cortas, y del mismo modo, las calzas fueron ciñéndose al cuerpo. Nos encontramos ya en el siglo XVIII, con la revolución francesa, posteriormente la revolución industrial, y la aparición de la burguesía como clase social, que competía contra una aristocracia sobre la que intentó destacar, entre otra vías, a través de su vestimenta, con lo que podemos decir que asistíamos al nacimiento de la Moda. Entre los siglos XV y XIX, tuvo lugar, por consecuencias sociales, el mayor desarrollo de la vestimenta del hombre. Inglaterra fue el país que acogió la mayoría de cambios, creándose lo que conocemos como “el estilo Inglés” que servía como protocolo para el resto del mundo para saber como vestirse en cada ocasión.

Esas normas que se establecieron en el s. XIX hoy se siguen respetando. Ya entonces se determinaron distintos tipos de vestimenta, diferenciados para según qué ocasión. Los más comunes son el chaqué, el smoking y el frac.

Los más “comunes” del chaqué, el smoking y el frac. Originariamente, el chaqué se utilizaba para montar a caballo, mientras que el Smoking era concebido para fiestas diurnas, y no para ceremonias, norma que a día de hoy no se respeta del todo. En último lugar, el Frac, que se utiliza de noche y en lugares cerrados.

Las camisas que tenían estos trajes eran un tanto diferentes a las que conocemos hoy en día. El modelo actual comienza a desarrollarse a principios del siglo XX, aunque en algún momento a finales del siglo XIX ya existió una camisa tal cual la conocemos ahora. Antes del XIX, las camisas se metían por la cabeza, no tenían botones, y sólo se mostraba el cuello de la misma.

La corbata y la pajarita también han evolucionado mucho como os podréis imaginar. No se sabe aún muy bien si las corbata fue la predecesora y dio lugar a la pajarita o si fue al revés. Tienen el origen en el uniforme de los soldados croatas aproximadamente hacia el 1650. Luis XIV las ve y las adopta en su vestir y por lo tanto también las adopta la aristocracia a modo como siempre distintivo.

Con tanta elegancia y tantas ocasiones en las que vestir de forma tan elegante, no es de extrañar que lo que distinguiera la vestimenta de un hombre en el día de su boda no fuera el traje elegido, sino más bien los complementos que llevaba, como los gemelos con el doble puño y la corbata. Los trajes se usaban de continuo sobretodo en las clases altas, por lo que el traje de novio no era nada especial. Hasta la década de los 80 no se dio una industria incipiente a los trajes de novio. La sociedad de entonces había cambiado por completo, el traje había perdido su cualidad de prenda de diario, las prendas de sport y el estilo casual dejaron de lado el antiguo estilo inglés, y las normas de protocolo se han flexibilizado en todos los sentidos. Ahora el traje es una prenda especial, y el smoking, o el frac son lo más de lo más. Siendo así, no es de extrañar que todo un imperio se haya levantado acerca de las bodas no sólo para vestirlas a ellas, sino a ellos también. Tenemos multitud de formas, distintos colores, puede ir con chaleco o con fajín, con camisa blanca o en el color que nos parezca mejor, con o sin pañuelo, lo importante es que el hombre se vea perfecto y atractivo.

Aquí os dejamos algunos ejemplos de trajes que tenemos en Sir Lucky con los que podréis ver muy bien a qué nos referimos con esto de la variedad y las opciones:

chaque corto caponechaque de tres piezas filtraje carlo azul

Por ello, recuerda que en Sir Lucky, tu tienda de compra y alquiler de trajes de novio Madrid, comprendemos que tu boda debe ser un día único, y con nosotros siempre encontrarás la opción que más se acerque a tu estilo. Disfruta del alquiler de trajes de novio, de su compra, del alquiler de chaqués, trajes hechos a medida… un millón de opciones para conseguir que ese día sea todo lo especial que te mereces.

Sin comentarios

Deja un comentario