Camisas a medida

Camisas a medida

Tomar las medidas cuesta mucho, son muy difíciles de conseguir, cuestan más y tardan más tiempo en confeccionarlas, todo esto son las cosas que solemos pensar cuando nos hablan de camisas a medida. Hay muchas razones por las cuales te aconsejamos la compra de este tipo de camisas. Lo primero que hay que pensar es que estas camisas son una inversión.

¿Por qué comprar una camisa a medida?

Hagamos por un momento un ejercicio de memoria, piensa en la ultima camisa que te compraste en verano, porque la encontraste rebajada en tu tienda favorita. Seguro que penaste que tenia los colores perfectos para la temporada. En Sir Lucky estamos convencidos de que esa camisa no durará más de una, o como máximo dos temporadas. Lo que podemos encontrar en las tiendas son camisas diseñadas para que las compren el mayor número de personas y fabricadas normalmente bajo estándares internacionales. Sin embargo si adquirimos una camisa a medida la inversión no será mucho mayor y estamos seguros de que una vez encontradas tus medidas correctas esta te durara varios años. Además podemos asegurar que la calidad de estas camisas estarán claramente por encima de las camisas de otras tiendas.

Elegir la camisa a medida

A la hora de elegir de nuestra camisa no solo se eligen las medidas exactas, sino también y no menos importante, el tejido con el que nos sentiremos más cómodos. También podremos elegir el color en función de la ocasión y temporada aparte de nuestras propias preferencias. Nuestros sastres saben que delante de ellos no tienen una simple camisa, sino que son plenamente conscientes de las necesidades especificas de cada cliente y que la camisa tiene que ser de las mayores calidades posibles.

Aparte de todo esto, es evidente que cada tejido tiene su caída y sobre todo, un proceso distinto de lavado y planchado, de acuerdo con las pautas predeterminadas. Lo más importante de las camisas a medida es el toque personal que le puede dar cada uno, además de la oportunidad de hablar con un verdadero sastre y hacerle saber tus preferencias  y tus deseos para que adapte la camisa de la mejor manera.

Somos consciente de que una persona se puede echar atrás por el precio, sin embargo como suele decirse, ¡una vez que lo pruebas, no habrá marcha atrás!